Sitio Arqueológico Santa Leticia

7 años
2984 Visitas

Sitio Arqueologico Santa Leticia Apaneca Ahuachapan

El sitio arqueológico Santa Leticia esta ubicado en Apaneca, Ahuachapán. Se encuentra a 1,400 metros sobre el nivel del mar, contando con aproximadamente 5 hectáreas, las cuales incluyen montículos, una terraza artificial y tres monumentos del estilo distintivo “Gordinflones” o “Potbelly”, el mas pequeño pesa 14,000 Lbs. y el mas pesado 21,000 libras.


Publicidad de Google


La gestión del sitio arqueológico es privada, ya que se encuentra en la finca Santa Leticia en donde se encuentra el Hotel Santa Leticia, desde alli se realizan visitas guiadas al sitio arqueológico y se tiene acceso a las plantaciones de café gourmet. También tengo que decir (por lo que he leido) que es un muy buen lugar para pasar alojado algunos días; una luna de miel por ejemplo.

Para los interesados en visitar el sitio arqueológico y el hotel, la información disponible en el sitio web de la Finca Santa Leticia nos permite conocer la dirección, número de teléfono y todo lo que se necesita para planificar un viaje a este interesante sitio arqueológico en Ahuachapán.


Publicidad de Google


Finca Santa Leticia y sitio arqueológico

Información para contactar con el hotel, preguntar sobre disponibilidad de habitaciones, visitas turísticas guiadas tanto en español, inglés o francés; precios y cualquier tipo de consulta.

  • Dirección: Kilómetro 86.5 carretera de Sonsonate hacia Apaneca, departamento de Ahuachapán.
  • Teléfono: (503) 2433-0357
  • Tele-Fax: (503) 2433-0351

Oficina Central

  • Dirección: 73 Avenida Norte y 7a. Calle Poniente No 506; Colonia Escalón, San Salvador.
  • Teléfonos: (503) 2298-2986, 2298-2987
  • Tele-Fax: (503) 2224-5988
  • E-Mail: santaleticia@coffee.com.sv

Historia

Profundizando un poco más sobre la historia del sitio arqueológico Santa Leticia; se cree que su origen se remonta a 600 años antes de nuestra era, aproximadamente unos 2,600 años d antigüedad. Sus construcciones son de origen maya y su existencia se registró por primera vez en el año de 1878.

Fue Simeón Habel, un viajero de Alemania fue quien registró su existencia en una monografia realizada sobre los monolitos al estilo “gordinflones” y exponiendo que se encontraban en un punto de la sierra Apaneca-Ilamatepec.

Por algún motivo, las figuras fueron en parte “olvidadas” aún por los habitantes de la zona y cubiertas por la vegetación. Fue hasta casi cien años más tarde que Ricardo Valdivieso Oriani, dueño en ese momento de la finca, los volvió a descubrir. Con el hallazgo ocurrido en 1963, el señor Oriani contactó con Stanley Boggs quien fuese y sigue siendo hoy en día una importante figura en la arqueología de El Salvador.

Fue el, quien pidió ayuda a instituciones internacionales (especialmente de Estados Unidos), quienes tuvieron a bien apoyar con la investigación; designando a Arthur Demares, el arqueólogo que trabajara durante tres años en sitio arqueológico Santa Leticia.

A día de hoy, usted puede visitar el lugar y apreciar los monolitos con la compañía de un guía turístico local, quien le explicará con mayor detalle la historia de los “gordinflones” y todo lo que gira en torno a este interesante sitio arqueológico en Apaneca, Ahuachapán.


Publicidad de Google



Comentarios