Los Chorros de la Calera

6 años
12960 Visitas


Los Chorros de la Calera en Juayúa, Sonsonate: Los Chorros de la Calera son una bellas cascadas que se encuentran en Juayúa, departamento de Sonsonate. Es un lugar ideal para practicar el rappel y darse un refrescante baño. Están ubicadas a 2 Km del casco urbano.

Así que por su misma ubicación, para llegar desde el pueblo es necesario caminar unos 40 minutos aproximadamente, o si lo prefiere también puede tomar una mototaxi y ahora ahorrarse “la caminada” para llegar fresco hasta donde se encuentran los chorros, rodeados de abundante vegetación.


Publicidad de Google


La caída de agua de los Chorros de la Calera es de unos 20 metros y sus aguas son recogidas en dos piscinas de unos quince metros de largo por siete de ancho, de donde siguen su curso por otras caídas pequeñas.

Las pozas no son profundas las de arriba llegan a la cintura y las pozas de abajo llegan a las rodillas, por ende los niños son felices en estás pozas. También podrás ver paredes de roca cubiertas con las raíces de los árboles.


Publicidad de Google


¿Cómo llegar a los Chorros de la Calera en Juayúa?

Una vez que hayas llegado a Juayúa, tienes que preguntar por la estatua de la Sirena; ese es el punto de partida para tomar el camino hacia los Chorros de la Calera.

Llegando a la estatua de la Sirena, tienes que tomar la calle que está al lado izquierdo y comenzar a caminar calle abajo por la bajada. El camino es de tierra y si es verano hay polvo y si es invierno lo más probable es que haya lodo.

Y si les gusta evitar la fatiga, pueden tomar una Moto Taxi, conocidas en el lugar como las “Tuc-Tuc” que los llevarán por un precio accesible.

Cuando el camino va finalizando, los visitantes empiezan a escuchar las caídas de agua de los Chorros de la Calera, en especial de la primera, la cual es una cascada con una caída libre de cien metros, por lo que hace mucho ruido. De allí se debe seguir caminando para ver las otras. Se recomiendan zapatos todoterreno.

Algo muy interesante es porque el nombre del lugar y es que hace años mientras se construían unos túneles, los trabajadores se encontraron con unas minas de cal lo que provocó que la gente de los alrededores empezara a llamar a esta cascada como “los Chorros de la Calera”.


Publicidad de Google



Comentarios