Parque Walter Thilo Deininger

Parque Walter Thilo Deininger
Valora con estrellas este artículo

Este parque Walter Thilo Deininger es algo diferente a todos los demás que posiblemente has visitado, en este lugar encontrar un verdadero tesoro natural escondido en el departamento de La Libertad, en este parque podremos observar claramente muchos recursos naturales en perfecto estado, muchos animales raros e incluso algunos con peligro de extinguirse y una gran variedad de flora para los amantes de las plantas y sobre todo de la vida natural.

parque-natural-walter-thilo-deininger


Anuncios


En este parque algunas actividades que son las mas practicadas por los turistas son, las famosas caminatas de campo, en las cuales aprecian detenidamente las maravillas naturales que se hospedan en este lugar, los asombrosos paisajes, los cuales podrás disfrutar desde miradores que han sido construidos en las instalaciones del parque. El parque se constituye por 4 miradores en total, los cuales tiene cada uno su función especifica para goce de los visitantes, comenzando por el primero el cual es únicamente para disfrutar de la vida silvestre y natural, en el cual podrás observar muchos animales y plantas; el segundo mirador es uno de los mas llamativos del parque ya que cuenta con una hermosa vista al mar; el tercer mirador esta cubierto de ríos en los cuales si eres de espíritu aventurero podrás bañarte y en el cuarto mirador y no menos importante que cuenta con una extensión de 3 Km aproximadamente, se encuentra la zona donde llegan los mas arrechos y extremos visitantes, al ser esta la zona en la cual se practican diversidad de algunos de los deportes mas extremos como la bicicleta de montaña y el rappel.

Anuncios

parque-natural-walter-t-deininger

En resumen el parque Walter T. Deininger es un excelente lugar para poder divertirte dentro del corazón de la madre naturaleza y disfrutar según tu elección de su diversidad de actividades, con las cuales seguramente la pasaras muy bien.


Anuncios


You May Also Like

About the Author: Abel Castellanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *