Ultramaratonistas - Atravesar el país corriendo sin parar es posible

Ultramaratonistas - Atravesar el pais corriendo sin parar de norte a sur en 20 horas es posible

En la comunidad de corredores salvadoreños, federados o sin federar o simplemente corredor aficionado, no pasa inadvertido esta persona, y no es de menos. Hector Fuentes no es cualquier corredor. No forma parte de la "élite" federada del atletismo nacional, pero lo conocen; El es otro tipo de corredor, una especie diferente, conocida muy poco en el país, casi inexistente.

Es un ultramaratonista. No lo verás corriendo en la calle una carrera de 3Km, 5Km o 10 Km. buscando un podio o una foto o un trofeo. No, Hector no busca el aplauso fácil o ver a los corredores desde arriba de una tarima.

No es que esas distancias no le interesen o sienta menosprecio por ellas, simplemente es porque siempre tiene objetivos diferentes en su mente, y siempre vive entrenando para llegar a esos objetivos. Y no son poca cosa. Es corredor de ultrafondos, un ultramaratonista. ¿Qué clase de título es ese?

Los maratonistas llegan hasta a los 42.195 Km corriendo con todas sus fuerzas. Luego de esa frontera comienza el territorio de los ultramaratonistas, aunque es preciso llegar al kilometro 50 para ostentar ese titulo; Luego vienen las carreras de 80Km, las de 100Km, 160Km, y luego las distancias reservadas para cuerpos y mentes verdaderamente fuertes.

Héctor ha seguido una progresión que inició con carreras de montaña de 21Km, luego el salto a 50Km, luego a 80Km y 100Km. ¡Una barbaridad!

La semana pasada completó un recorrido de 132Km, sin parar en 20 horas, prácticamente corrió de Norte a Sur el territorio nacional, desde el Pital hasta el puerto de La Libertad. ¿Cuántos salvadoreños pueden decir que han corrido el país? Yo no conozco a ninguno, pero conozco a Hector.

En otros países este tipo de pruebas de ultrafondo son muy comunes, y quien las practica pasa inadvertido. Pero en nuestro país no. Somos un país pequeño, a veces ensimismados en nuestras limitaciones y problemas.

Que estamos sedientos de héroes, de personajes diferentes, que nos inviten a soñar, que nos inviten a admirarlos, más allá de la belleza y riqueza, ¿con qué intención? de comprobar y saber que podemos, que alguien que nace en este territorio puede hacer cosas grandes si se lo propone; y no solamente en el deporte, sino en todos los campos de la vida, desde los negocios hasta el arte.

Pero tenemos que creer. Bueno, creer es el primer paso, el siguiente es el más importante, hacer, practicar, esforzarse, no desanimarse y salir a competir con nuestros pares a nivel centroamericano, latinoamericano y finalmente con todo el mundo, ¿Por qué no?

La competencia es aprendizaje porque al final, ganar o perder son formas diferentes de aprender y crecer. Hector corrió bajo el lema "Que el mundo sepa que el salvadoreño puede".

Antes, claro, somos los salvadoreños los que tenemos que creer que podemos. Que un empresario salvadoreño sepa que puede fabricar un producto que irá a parar al estante de un supermercado de Estados Unidos y será comprado por un asiático.

Que un arquitecto sepa que puede diseñar el edificio más alto del mundo; que el niño que juega en las canchas de la Zacamil sepa que puede llegar a jugar al Real Madrid o al Barcelona, que puede ir al Mundial y marcar un gol, que el profesor que le enseña lo sepa también; en fin, que los salvadoreños no tengamos miedo de competir.

Cuando ya existen los caminos o carreteras es más fácil transitar; cuando ya existen referencias de rutas, señales y precauciones, es más fácil llegar a los destinos. Hector Fuentes creo su propia ruta y recorrió 132Km, además dejó pavimentada con su ejemplo esa ruta.

Siento profunda admiración por este corredor no solamente por la fuerza física y mental que tiene, sino por su humildad y su capacidad de bajarse rápidamente de las tarimas y las cámaras.

Hoy, a una semana de correr esos 132Km, lo encontré subido en su bicicleta, relajando piernas me dijo, preparándose para su siguiente reto. Ejemplos de estos necesitamos más. En todas las áreas de la vida nacional. Autor: Giovanni Landaverde. Muchas gracias Giovanni.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio utiliza cookies como cualquier otro sitio web en internet.